Cataluña decidirá el 1 de octubre si quiere independizarse de España y depender de Israel

Don Pelayo
Daily Stormer
10 junio, 2017

El Gobierno marxista internacional-nacionalista catalanista endófobo ateo-islámico judeofelador de la Generalidad de Qatarluña ha convocado un referéndum secesionista para el 1 de octubre, sólo tres años después del ridículo espantoso de una “consulta catalana” en la que cerca de un millón de moromierdas sin DNI tuvieron más derecho a decidir que los españoles del resto del país.

El País:

El referéndum independentista en el que el Gobierno catalán lleva meses trabajando ya tiene fecha: el próximo 1 de octubre. Si se celebra, los ciudadanos tendrán que responder a la pregunta: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de répública?”. Al menos esa es la “voluntad” que ha salido este viernes de la reunión extraordinaria del Ejecutivo catalán, según ha anunciado el presidente catalán, Carles Puigdemont, durante el acto solemne que protagonizó después junto a los diputados del frente independentista: Junts pel Sí y la CUP. Abre así un nuevo camino tan unilateral como incierto, amenazado por el rechazo rotundo del Gobierno central y las resoluciones previas del Tribunal Constitucional, que ha anulado todos los actos vinculados a la hoja de ruta de Puigdemont.

El Gobierno central creo que ya ha dejado suficientemente claro que no está dispuesto a hacer nada contra el problema secesionista. Es más, cualquier observador perspicaz advertirá que está haciendo exactamente lo contrario. Semejante nivel de incompetencia no es creíble, más teniendo en cuenta lo eficaces que son reprimiendo el nacionalismo español, ahí son competentes de cojones. Existe una clara connivencia del Gobierno central con la Generalidad.

En plena crisis secesionista, con el Gobierno de la Generalidad contra las cuerdas por la falta de liquidez, Rajoy les rescató del apuro enviando 3.600 millones, no vaya a detenerse la “revolución”. Tampoco han emprendido ninguna medida contra la masonería, omnipresente en el movimiento secesionista desde sus inicios (dejaron su seña de identidad en la “estrellada”, con la típica estrella y la pirámide invertida).

Lo más escandaloso es que esta pandilla de traidores profesionales ni siquiera ha sido capaz de condenar la intromisión de Israel; se filtró hace unos años que el Mossad está ayudando a Cataluña a crear su “propio” servicio de inteligencia. El apoyo de Israel a la secesión de Cataluña no es ningún secreto, lo dicen públicamente.

El Confidencial:

En un buen número de documentos elaborados por los nacionalistas para preparar la transición, el Estado hebreo figura en lugar destacado. “Entrar en contacto con los servicios de inteligencia de Israel para conocer su organización y su seguridad” es uno de los objetivos del futuro servicio secreto de Cataluña, la Agència Nacional de Seguretat, según desveló en primicia El Confidencial y denunció Ciudadanos en el Parlament.

Los nacionalistas confían incluso en obtener una ayuda de Israel para que una Cataluña recién independizada no esté asfixiada. El juez Santiago Vidal, sancionado por el Consejo General del Poder Judicial por colaborar en la redacción de una constitución catalana, reconoció, por ejemplo, en una entrevista con el ‘Periòdic Delta‘: “No podremos acudir al Banco Central Europeo para financiar las deudas porque todavía no seremos miembros de la Unión Europea”. La solución “es que otro Estado solvente, y estamos hablando de Israel y Alemania, nos haga de banco durante un tiempo”, añadió. En círculos nacionalistas se especula, sin mucho fundamento, sobre un crédito-puente israelí de unos 20.000 millones de euros.

Es un espectáculo lamentable ver cómo el Gobierno español se queda de brazos cruzados, impotente, frente a la intromisión de Israel.

Después de salir a la luz la colaboración del Mossad con Cataluña, en vez de cortar relaciones con el Estado terrorista y antiblanco de Israel, el ex ministro de justicia Gallardón declaró la sumisión total de España a los intereses étnicos judíos.

El propio César Vidal, sionista hasta la médula, está escandalizado con la injerencia de Israel, y se pregunta por qué nadie hace nada.

Como no podía ser de otra forma, el Gobierno se ha negado a actuar contra el Gobierno de Puigdemont, que ya ha perdido sobradamente su legitimidad después de hacer caso omiso al Tribunal Constitucional. En vez de eso, hacen amenazas vacías que lo único que hacen es avivar el independentismo y legitimar a quienes lo representan. Con la adoctrinación independentista a todo gas en centros educativos y TV, sólo es cuestión de tiempo que consigan la mayoría necesaria para legitimar la secesión. Y el Gobierno español parece decidido a otorgárselo.

La Gaceta:

“No habrá urnas porque es un referéndum de autodeterminación ilegal que va contra la Constitución, aunque mantenemos la mano tendida hacia Puigdemont, pero siempre dentro de la ley”, ha finalizado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Sinceramente, me parece aún muy pronto para la “independencia”. En la última consulta ni siquiera un tercio de los llamados a votar (mayores de 16 años, incluyendo invasores) se declararon a favor de la independencia. Hacen falta por lo menos otros 20 años de adoctrinamiento para alcanzar una mayoría aceptable.

El Gobierno español debería suspender inmediatamente el infame Estatuto de Autonomía catalán aprobado en 2006, y devolver todas las competencias al Estado. Acto seguido, debería ilegalizar la masonería en todo el país y prohibir a quienes hayan formado parte de esta organización subversiva al servicio de intereses judíos ejercer ningún cargo público. Por último, cortar relaciones diplomáticas con Israel, retirar la nacionalidad a todos los judíos residentes en territorio español, e internarlos en campos de concentración para la producción de lámparas y jabón.

Si Cataluña llegara a independizarse, se convertiría en un Estado títere de Israel, y los catalanes nativos serían reemplazados por marrones a un ritmo aún más rápido que en el resto de España. Luego vendrá el típico imbécil a decirme que a los judíos no les interesa una mayoría musulmana en Cataluña, o en Europa en general: los judíos nos temen más a los europeos que a los musulmanes; los que piensan que los judíos nunca se atreverían a convertir Europa en un califato, no han comprendido aún su escala de prioridades.

Respuestas destacadas

  1. Lifeless Normie xd‏ @DaniHR1997

    Este chico se llama Dani es un andaluz otaku de mierda, tengo su skype, son gentuzilla del anime que les hace gracia que se intenten hablar de temas serios para añadir que son comunistas por lo menos este @DaniHR1997..

  2. Parece que no me has entendido. Lo hare del modo mas grafico posible.
    España retomara Cataluña, suspendera todas las autonomias del pais y pondra el control en manos del gobierno central de un estado fuerte, autoritario, nacional socialista y antijudio. Es el unico modo de impedir que todo esto vuelva a pasar.

  3. Albertito debes ser MUY imbecil para trolear y encima se te pille al instante, deja de usar la compañia Orange capitalista y de la burgesiaaaa

  4. Artur says:

    Olstor y los demás, creo que Victor tiene razón ya que tanto el país Vasco como Cataluña necesitarían un poco más de autonomía para sus cuestiones internas pero no podrían desobedecer al gobierno en ningun momento.

  5. ¿Por? Todas las autonomías a tomar por culo, no son más que una herramienta de división. Ein Volk, Ein Reich, Ein Führer

Continúa la discusión en bbs.dailystormer.com

28 respuestas más

Participantes