Duterte niega haber pedido ayuda militar a EEUU para combatir ISIS

Don Pelayo
Daily Stormer
11 junio, 2017

La Judenpresse ha afirmado estos últimos días que Duterte había pedido ayuda militar a EEUU, supuestamente para combatir a ISIS en la isla de Mindanao. Sin embargo, Duterte ha denunciado que el ejército estadounidense entró en la isla sin más, sin avisarle previamente.

Como sabéis, los judíos odian a muerte a Duterte por su exitosa campaña contra las drogas. La Unión Europea, la ONU y EEUU han intentado intimidarle sin éxito. Después de fracasar la vía diplomática, ISIS entró en escena en la isla de Mindanao, de mayoría musulmana, en un claro intento de EEUU por desestabilizar el Gobierno de Duterte. Demostrando una vez más que el terrorismo islámico sólo es un arma más de la judería internacional para subyugar los pueblos a sus intereses étnicos.

Europa Press:

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha negado tajantemente que haya pedido ayuda a Estados Unidos para derrotar a los yihadistas del grupo Maute que se han atrincherado en la localidad de Marawi (en la isla de Mindanao, ahora mismo bajo ley marcial).

“Jamás he pedido ayuda a América. No me enteré de nada hasta que llegaron”, ha declarado este domingo el mandatario, de camino a la recepción, en la base aérea de Villamor, de los restos mortales de ocho de los 13 marines filipinos muertos durante los últimos combates contra la organización yihadista.

¿A quién creemos? ¿A Duterte o a la Judenpresse?

Es una invasión en toda regla.

Con toda seguridad las tropas estadounidenses proporcionarán ayuda logística a los mercenarios de ISIS. La versión estadounidense, que afirma que han entrado a ayudar desinteresadamente, es sencillamente inverosímil. Aún menos si tenemos en cuenta que emitieron un comunicado fraudulento afirmando que Duterte había aceptado la “ayuda”.

La información sobre la presencia de fuerzas estadounidenses fue divulgada por vez primera por la Embajada norteamericana en Filipinas. “Tras la solicitud del Gobierno de Filipinas, las fuerzas especiales del Ejército de Estados Unidos han ofrecido su ayuda a las Fuerzas Armadas de Filipinas para acabar con el asedio de Marawi”, ha indicado un portavoz de la misión diplomática.

Los enfrentamientos en la isla han causado ya centenares de muertos y han obligado a huir de la ciudad a miles de personas, según han denunciado varias ONG.

EEUU está legalmente autorizado a introducir tropas en Filipinas de esta forma, por unos tratados firmados antes de la llegada al poder de Duterte.

Si yo fuera Duterte, denunciaría abiertamente cómo EEUU está armando a los mercenarios de ISIS para desestabilizar su Gobierno, y anularía el tratado que les permite invadir la isla sin más. Sería también necesario cerrar todas las bases militares estadounidenses, que es evidente que funcionan como centros de espionaje, sabotaje y ayuda a terroristas.

Comienza la discusión en bbs.dailystormer.com