Eldiario concluye que los españoles odian a los gitanos por culpa de la prensa

Don Pelayo
Daily Stormer
19 junio, 2017

La Judenpresse no se cansa de hacer el ridículo defendiendo a estos subhumanos. Todos los que hemos vivido cerca de ellos sabemos que gitanos equivale a robos, drogas, delincuencia y asesinatos.

El Diario:

Son entre 600.000 y 750.000 en España; entre 10 y 12 millones en Europa. Aproximadamente el 1’5% de la población española es de etnia gitana. Un pueblo que se asocia con la marginación, la conflictividad y la delincuencia y que es discriminado allá donde se mencione.

Los gitanos han demostrado ininterrumpidamente durante más de cinco siglos que son unos parásitos indeseables. No conozco ningún barrio gitano que no sea un nido de drogas y delincuencia.

Laura Martínez, autora del artículo, debería darse un paseo por un barrio gitano y transmitirlo en directo, como mínimo, para demostrar su postura. ¿No creéis?

Preguntadle por Twitter.

Según los datos del Observatorio Proxi, el 55% de los gitanos se han sentido discriminados a la hora de buscar empleo, el 46% cree que el racismo es su principal problema y el 42% se ha sentido discriminado al acceder a un servicio público. Si miramos los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) una de sus encuestas, realizada en 2013, determina que el 52,2% de los encuestados no querían tener un gitano como vecino.

¿Sólo? No me creo esa encuesta.

Es irónico que denuncien racismo, siendo los gitanos tan etnocéntricos. Si no lo fueran, no vivirían en guetos.

Los españoles sabemos de sobra cómo son los gitanos, y no vamos a cambiar de opinión por un artículo de prensa o una campaña oenejeta financiada con nuestro dinero. No se puede lavar la imagen de un pueblo que se la ensucia todos los días, en todas partes.

Respuestas destacadas

  1. Sí se puede lavar su imagen. Sólo es cuestión de bombardear al pueblo con lo mismo constantemente.

  2. No, el que convive con gitanos se da un baño de realidad todos los días. Los más progres siempre viven en barrios blancos. En EEUU ocurre igual, los Estados con menos negros son los más negricistas. Uno se hace racista tratando con negros, moros y gitanos. La locura progre se cura viajando.

  3. Eso que describes sólo funciona para quienes conviven con la realidad, pero no para la mayor parte de la población, que vive recluida en los pocos vestigios de confort que le quedan.

Continúa la discusión en bbs.dailystormer.com

2 respuestas más

Participantes